Statement:

Mi búsqueda gira siempre en torno a la identidad y los atributos que sustentan la idea del “yo”: los dobles sentidos, las capas de significado, el diálogo con lo popular y el respeto hacia lo sencillo definen mis trabajos. La fotografía familiar se convierte en el eje vertebrador de mis propuestas, que derivan en instalaciones en el espacio en las que el espectador siempre es participe.

…de un color sufrido: alivio de luto.

.…de un color sufrido: alivio de luto, es la segunda fase de la muestra que Noé Bermejo que realizó en El Palomar en octubre de 2014 titulada …de un color sufrido. 
Tras el interés de Tasneem Salam por el artista y su trabajo, a raíz de la primera exposición, nos complace anunciar la metamorfosis de este proyecto  generativo  que hemos acompañado y que ahora presentamos en Tasneem Gallery, con piezas ad hoc.
 “Genealogía de la  resignación”
Instalación con tres camisones bordados
“Mariposas en el estómago”
“Nudo en el Estómago”
“De tripas corazón”
…de un color sufrido se compuso de piezas que releían y contextualizaban el mismo ático de El Palomar: el último piso de un edificio de principios de siglo. La casa de la portera. Una ficción, una ilusión confeccionada a través de desperdicios icónicos, de imágenes de las que se alimenta el omnívoro sistema del imaginario del españolito medio. Definiéndose  todo a base de imágenes tremendamente comunes, en las que es muy fácil verse reflejado. Buscando clichés llenos de denominadores comunes de nuestro imaginario -que pertenecen a nuestra historia y a nuestra cultura- llenos de espacio para lo banal y lo convenido donde todos podríamos encontrarnos y reconocernos. Se trató de verificar, confirmar, y constatar la historia vital y la existencia de esa mujer, la portera: una mujer nacida para sufrir.
 “Te siento en mis entrañas”
Tresillo tapizado en seda laminada impresa
147 x103x 54 cm
 Valencia 2015
Desde la autorepresentación, Bermejo ordena una ficción en la que el artista interpreta a cada uno de los personajes que habitan esta narración. Presentando el  concepto de identidad como algo siempre falso, parcial, banal y estereotipado, susceptible de hundirse o de deshacerse. Insistiendo en lo absurdo de este término que finalmente es siempre un juego de rol. Parasitando su propia biografía y convirtiéndose a la vez en sujeto y objeto para plantear la identidad no como algo único y uniforme, sino en continua construcción, imaginaria y ambigua.
 “ Luto”
Tapiz bordado con perlas
Valencia 2014
“ Luto”
Tapiz  bordado con perlas
Valencia 2014
Fotos que ya conocemos de antemano,  llenas de lugares comunes propios de una memoria colectiva, para reflexionar sobre el carácter de la fotografía entendida como algo que va mucho más allá de ser un mensaje sin código de pura denotación, en el que la presencia que exige el acto fotográfico no toma más o menos valor por ser  o no ser real -como se plantea continuamente en la fotografía del álbum de familia y el proyecto que se presenta- insistiendo en una deconstrucción del sujeto y una pérdida de lo singular. Fotografías que son el elemento primigenio de todo el trabajo del autor y que derivan en otros elementos que se van configurando por medio del tiempo y la acción en tejidos, objetos y colecciones.

“de un color sufrido”
Impresión en seda/ Instalación
(foto  resultado de acción:
 paseos bucólicos por el cementerio 
recogiendo flores viejas de tela que el aire ha tirado)
110x110 cm
Valencia 2015

…de un color sufrido: alivio de luto sigue examinando la fotografía doméstica como un atributo más de la memoria, un elemento capaz de generar recuerdos y de ser índice apto para transformar y reinventar la historia personal. Incidiendo, a través del disfraz, en los huecos que el álbum de familia deja relegados: el dolor y la enfermedad, la muerte y sus circunstancias, la soledad y su contexto, el sexo, la sexualidad, el deseo y la resignación. El retrato, el retratado y en este caso también el artista, junto a los elementos que intervienen en la narración para establecer un juego entre la realidad y la ficción. El simulacro que se genera entorno al acto fotográfico; plantea los límites de la imagen y de la fotografía como dispositivo narrativo para y de la memoria, en un uso de la fotografía que trasciende al documento,  a la documentación constatadora. 
 “ Alivio”
Vídeo/instalación
Tapiz  bordado con perlas más plasma con vídeo loop
65x 195 cm, 65x65cm
Valencia, 2015
En una recolección de imágenes que quieren ser reliquias, que quieren ser fetiches. De imágenes a imaginería, donde los tejidos y la labor callada y paciente de la costura van suturando, zurciendo, hilvanado  un discurso donde se plantea “lo femenino” muy lejos  de algo blando, sumiso, frágil o pasivo. No en vano la aguja sutura pero también hiere
 “ Vuelta al hogar”
foto/instalación
Fotografía 64x90 cm y casa de tripas de 45x40x40
León, 2013
 “ coser y cantar 
(...de un color sufrido)”
acción/instalación (work in progress)
tapiz de terciopelo encontrado y tul negro  bordado
 160 x 215 cm  Barcelona
 “ coser y cantar 
(...de un color sufrido)”
acción/instalación (work in progress)
tapiz de terciopelo encontrado y tul negro  bordado
 160 x 215 cm  Barcelona
 “ coser y cantar 
(...de un color sufrido)”
acción/instalación (work in progress)
tapiz de terciopelo encontrado y tul negro  bordado
 160 x 215 cm  Barcelona
 “Duelo”
Foto/instalación
 Colección de Fotografía montadas  con marcos  encontrados
Colección de perros de porcelana encontrados
Ménsulas y fanales 
  “Duelo”
Foto/instalación
 Colección de Fotografía montadas  con marcos  encontrados
Colección de perros de porcelana encontrados
Ménsulas y fanales 
“Virtudes”
7  impresiones en seda montadas en marcos circulares y acolchados
“Virtudes”
7  impresiones en seda montadas en marcos circulares y acolchados
6 de 27x27 cm
1 de 50x70 cm
Valencia 2014

De un color sufrido – Noé Bermejo en El Palomar.



Fotografías intervenidas, objetos y tejidos, componen la exposición; se trata de una instalación que ocupa el Palomar; recreando la sala de una portera; una señora que a través de sus objetos y fotografías nos devela la ficción de su cotidiano conservador. 

La identidad de la portera, no se construye a partir del deseo, el cuerpo o la piel; se construye desde su clase social; no solo en referencia a su clase económica; su deseo se construye en referencia a si misma (raza, intereses, valores, educación, creencias, gustos, recuerdos, etc.). ParaGeorges Didi-Huberman el deseo es una reorganización de la memoria, no es algo que viene del futuro; imposibilitando muchas veces, nuevas formas de construir mundo, de construir relaciones; Suely Rolnik lo describe como el miedo a la desterritorialización; nos encarcelamos en la simbiosis, nos intoxicamos de familiarismo, nos anestesiamos frente a toda sensación de mundo, nos endurecemos en una contención absoluta de los afectos.  

Las fotografías que componen De un color sufrido relatan un lugar seguro de la memoria, donde nada es intensidad; una memoria que entiende la desterritorialización como peligro, como algo fatal: en lugar de vivirla como una dimensión imprescindible de la creación de territorios, la tomamos como una finalidad en sí misma. Y, completamente desprovistos de territorios, nos fragilizamos hasta deshacernos irremediablemente; (…) la memoria no solo es melancólica. También es histérica; en este sentido, si la existencia se ve afectada por lo insólito, y esa afección no esta en lo planificado, se prescinde; se prefiere lugares cómodos; memorias cómodas, recuerdos seguros, perlas, un tapiz que convine, un esposo muerto a quien recordar, y un perro; una histeria que se disfraza de melancolía, e invade la cotidianidad con fantasmas. 

La forma en que se construye el deseo es evidencia de la imposibilidad de mirarse y de mirar al otro, existencias que no se encuentran en la memoria; existencias con diferentes maneras de amar, que ensayan desgarradamente otras/distintas maneras de amar.
El duelo constituye toda una alusión a la propia esencia de las fotografías y los objetos, en De un color sufrido, tiene que ver con esa pulsión de perdida que nos lleva al deseo por congelar recuerdos e insistir en lo sucedido ante una ausencia imprevista. Por consiguiente la melancolía en esta exposición, opera en una dirección exactamente opuesta al narcisismo. La muerte impone su presencia sobre la vida; Butler señala que en la melancolía la sombra del objeto cayó sobre el yo – en De un color sufrido, la sombra/ficción de la memoria cae sobre la portera, una mujer nacida para sufrir. 
La exposición contó con una performance duracional, en la que el público fue invitado a participar colaborando en el bordado de una de las piezas de la exposición; y los visitantes asistimos vestidos de negro, guardando luto.

Eduardo Carrera
Barcelona, 08 de noviembre de 2014.
image
Tapiz intervenido.
image

image
2014.
image
image

El Palomar (La terraza queer de Barcelona) es un proyecto de lxs artistas Mariokissme Rafa Marcos Motase instala en el último piso de un edificio de principios de siglo en el barrio Poble Sec; tuve la oportunidad de asistir a la inauguración de la exposición individual del artista Noé Bermejo, titulada “De un color sufrido”, se llevó a cabo el día sábado 25 de octubre a las 12h00.

Alivio de luto.  
“Duelo”, 2012.

Virtudes - Serie de fotografías
Fotografías parte de la exposición "De un color Sufrido”. 

Vista desde El Palomar, Poble Sec - La terraza queer de #Barcelona 

coser y cantar

 “ coser y cantar (...de un color sufrido)”
acción/instalación (work in progress)
tapiz de terciopelo encontrado y tul negro  bordado
 160 x 215 cm  Barcelona
 “ coser y cantar (...de un color sufrido)”
acción/instalación (work in progress)
tapiz de terciopelo encontrado y tul negro  bordado
 160 x 215 cm  Barcelona
 “ coser y cantar (...de un color sufrido)”
acción/instalación (work in progress)
tapiz de terciopelo encontrado y tul negro  bordado
 160 x 215 cm  Barcelona

luto

 "Luto"
Tapiz bordado con perlas
Valencia 2014

genealogía de la resignación

Genealogía de la resignación”
Instalación con tres camisones bordados

Tres camisones suspendido de perchas, cuelgan como tres fantasmas, vacíos sin cuerpo, hablando inevitablemente de lo que esta ausente.
Un mismo cuerpo genérico, el de la mujer, en tres tiempos, en tres estados.
Ropa de dormir, intima, impoluta llena de significado. Tres refranes se bordan literalmente en esos tres cuerpos: 
Juventud e ilusión en un camisón de gasa y satén como de una novia: mariposas en el estomago. 
Contención y esperanza: nudo en el estomago.
Resignación asumida: de tripas corazón.




“Genealogía de la resignación” Mariposas en el estómago.
Camisón de satén y bata de gasa bordada con hilo y encaje, trabajo de acolchado.
Valencia 2015





“Genealogía de la resignación” De tripas corazón.
Camisón de algodón bordado con hilo y trabajo de acolchado.
Valencia 2015

“Genealogía de la resignación” Nudo en el Estómago.
Camisón de tejido y encaje bordado con hilo, perlas y trabajo de acolchado.
Valencia 2014


te siento en mis entrañas

 “Te siento en mis entrañas”
Tresillo tapizado en seda laminada impresa
147 x103x 54 cm
 Valencia 2015



…de un color sufrido


“de un color sufrido”
Impresión en seda/ Instalación
110x110 cm
Valencia 2015
foto  resultado de acción: paseos bucólicos por el cementerio recogiendo flores viejas de tela que el aire ha tirado
detalle: fanales con flores de tela
detalle: fanales con flores de tela